Apnea del sueño

  1. Bono de poligrafía respiratoria a domicilio
    Apnea del sueño
    Bono de poligrafía respiratoria a domicilio

    La poligrafía respiratoria es una técnica de monitorización del sueño que hoy en día es el examen más completo que se utiliza para evaluar los trastornos del sueño. Consiste en registrar las variables neurológicas y respiratorias para evaluar la cantidad y la calidad del sueño, así como identificar los diferentes eventos respiratorios y su consecuencia cardiorrespiratoria y neurológica.  Durante una polisomnografía se monitorea:  Las ondas cerebrales. Los movimientos oculares. El ritmo cardíaco. El patrón de respiración. El nivel de oxígeno en la sangre. La posición del cuerpo. El movimiento de las extremidades. Los ronquidos y otros ruidos que puede hacer mientras duerme. ¿En qué casos se recomienda hacerse una poligrafía respiratoria? Cuando existe apnea del sueño u otro trastorno respiratorio relacionado con el sueño, cuando los ronquidos son muy fuertes y/o molestos, cuando el paciente tiene el trastorno o síndrome de las piernas inquitas, insomnio, somnolencia o narcolepsia. Siempre se ha de hacer bajo la valoración previa y la supervisión del especialista y es una prueba no invasiva e indolora. 

    Desde 5 %
  2. Primera consulta y presupuesto
    CPAP
    Primera consulta y presupuesto

    El SAHOS, Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño, es un trastorno frecuente, crónico y de evolución progresiva. Generalmente se asocia a mayor morbilidad cardiovascular, neurocognitiva y metabólica, con una mala calidad de vida y mortalidad aumentada como consecuencia. Se trata de una enfermedad que afecta al 5% de la población adulta y al 2% de los niños entre 4 y 5 años. ¿Cómo se manifiesta? La caracterización más comuna es la aparición de episodios repetidos de obstrucción parcial o total de la faringe durante el sueño. Esto provoca ahogo y re-oxigenación, junto con despertares transitorios y angustiosos. Detectada la enfermedad, el tratamiento del SAHOS es un tratamiento eficaz y que sale rentable, por lo que una vez se conoce el diagnóstico ya se puede empezar con el tratamiento. 

    Desde 10 %
  3. Prótesis capilares oncológicas
    Implantes capilares
    Prótesis capilares oncológicas

    Las prótesis capilares las puedes usar para tapar la pérdida temporal del cabello que provoca el tratamiento de quimioterapia. El corrector capilar consigue que tu cuero cabelludo no esté en contacto directo con el sol y el frío, y no tenga ningún roce o golpe directo. La mayoría de prótesis capilares oncológicas son artesanas y transpirables para una mayor comodidad, y pueden ser de cabello artificial o natural con una base que la sujeta a la cabeza.

    Desde 7,50 %